Wednesday, January 11, 2017

Crimen organizado

– Los medios de comunicación: perritos falderos del Estado


A finales de los años setenta, los economistas de la Universidad de Rochester William Meckling y Michael Jensen, presentaron una teoría sobre el sesgo ideológico hacia la izquierda que había en los medios, que se basaba en un riguroso estudio sobre cómo consiguen mejor satisfacer sus propios intereses particulares ligado a un análisis del papel del gobierno a la hora de moldear ese interés egoísta. En pocas palabras, sus tesis era que el gobierno se había convertido en algo tan extenso y tan omnipresente que el periodista corriente dependía principalmente del propio gobierno, con todos sus políticos, sus burócratas y sus grupos especiales de interés para obtener la mayor parte de las informaciones que se transmitían al público. Si uno es un periodista que escribe de medio ambiente, por ejemplo, debe cultivar relaciones con los burócratas de la Agencia para la Protección del Medio Ambiente (Environmental Protection Agency) quienes constituyen su principal fuente de noticias de actualidad sobre política medioambiental.


Seis pasos que puede dar Trump hacia una política monetaria mejor

,


Desde que Nixon eliminó la última relación con el oro en 1981, el dólar de EEUU ha perdido más del 80% de su poder adquisitivo, ha creado el caos entre los ahorradores normales, los inversores conservadores y las familias con rentas fijas. Hoy, la política monetaria inflacionista continúa siendo un una noción esencial para todas las administraciones presidenciales, ya que políticos y banqueros centrales han estado tomando prestado e imprimiendo moneda despreocupadamente y sin restricciones, para financiar el hinchado e insolvente gobierno federal actual.
Hace mucha falta un movimiento o en dirección a una moneda fuerte e, incluso sin abolir la banca centralizada, hay varios pasos que la administración Trump puede dar para mejorar la política monetaria.

Qué es y qué no es el libertarismo



El explosivo crecimiento en el número de partidarios del libertarismo desde que Ron Paul se presentó por primera vez a presidente es uno de los acontecimientos más excitantes de mi vida. Pero me gustaría emitir una nota de precaución.
Existen diversas formas mediante las que un joven libertario puede distinguirse. Puede ser un efectivo comunicador de las ideas libertarias como escritor u orador. Puede emplear su talento – como artista, animador, entrevistador o cualquier otro – para canalizar el mensaje libertario en nuevas y convincentes formas. Puede convertirse en  especialista en alguna área de investigación académica relevante para el libertarismo. O puede contribuir a la construcción del pensamiento libertario resolviendo problemas de vieja data, reexaminando de forma crítica viejos planteamientos, o aplicando la teoría libertaria a nuevas áreas como el  desarrollo de tecnología y la evolución de la civilización.


Entrevista a Ron Paul: “No intervenir en políticas de Latinoamérica”

• 

[Entrevista para el diario El Clarín de Argentina, 2012]
latin_flags_168
Es verdad que los precandidatos republicanos comparten todos su aversión por un estado federal “grande” y apoyan una estricta dieta fiscal. Hasta están de acuerdo en defender los “valores cristianos” porque no pueden darse el lujo de desilusionar a los evangélicos. Pero uno de ellos, el diputado Ron Paul, podría convertir a Estados Unidos en un país muy distinto si llega a ganar la competencia por la Casa Blanca.


La ética del capitalismo


 
1.Introducción
Los estudios tradicionales sobre el derecho natural y la justicia se han visto eclipsados por el desarrollo de una concepción de la ciencia económica que, de manera torpe y mecanicista, ha pretendido aplicar al campo de las ciencias sociales una metodología que inicialmente se formó para las ciencias naturales y el mundo de la física. Según esta concepción, la característica “diferenciadora” de la teoría económica consistiría en la aplicación sistemática de un estrecho criterio de “racionalidad”, de manera que tanto la acción humana individual como la política económica a nivel general se considerarían determinadas por cálculos y valoraciones de costes y beneficios a través de un criterio de maximización que se suponía hacía posible “optimizar” la consecución de los fines perseguidos a partir de medios dados.


Crisis financiera y recesión

• 


La grave crisis financiera y la recesión económica resultante que hemos pronosticado durante años finalmente están desatando su furia. De hecho, la insensata política de expansión artificial del crédito que han permitido y orquestado los bancos centrales (liderados por la Reserva Federal de Estados Unidos) en los últimos quince años no podría haber terminado de otra manera.
El ciclo expansionista que se ha cerrado ahora se puso en marcha cuando la economía estadounidense salió de su última recesión en 1992 y la Reserva Federal se embarcó en una enorme expansión artificial del crédito y la inversión, una expansión no respaldada por un aumento paralelo en el ahorro familiar voluntario.


El empresario está acostumbrado a una economía maniaco-depresiva

• 

images
La salida de la crisis pasa por que “los políticos no caigan en los grandilocuentes planes de salvamento”, alerta Jesús Huerta de Soto (Madrid, 1956).
Catedrático de Economía y uno de los máximos representantes actuales de la escuela austriaca, Huerta de Soto, que acaba de dar una conferencia en la Asociación Madrileña de la Empresa Familiar (AMEF), no tiene duda de que “la gran crisis social de nuestro tiempo es la estatolatría”.
El catedrático Jesús Huerta de Soto impartió el jueves una conferencia para los empresarios de AMEF
 

El pensamiento económico en la antigua Grecia

• 


La odisea intelectual que puso las bases de la civilización occidental empezó en la Grecia clásica. Por desgracia, los pensadores griegos no consiguieron entender los principios esenciales del orden espontáneo del mercado y del proceso dinámico de cooperación social que los rodea. Aunque debemos reconocer las importantes contribuciones de los griegos en las áreas de la epistemología, la lógica, la ética e incluso en la concepción del derecho natural, éstos fracasaron miserablemente en ver la necesidad del desarrollo de una disciplina, la ciencia económica, dedicada al estudio de los procesos espontáneos de cooperación social que comprenden el mercado.
Resulta aún peor que cuando aparecieron los primeros intelectuales, pasó lo mismo con la simbiosis y complicidad entre pensadores y gobernantes. Desde el principio, la gran mayoría de los intelectuales abrazaron el estatismo e infravaloraron sistemáticamente, e incluso criticaron y denigraron, a la sociedad del intercambio, el comercio y la artesanía que les rodeaba.


El alegato contra la reforma de la Fed

• 


Esta semana ha tomado posesión el 115º Congreso y hay algunos indicios de que la reforma de la Fed puede estar en la agenda. La combinación de furia populista alimentada por las campañas presidenciales de Ron Paul y la crisis financiera, unida a los repetidos fracasos de la Reserva Federal en cumplir sus previsiones ha creado una rara oportunidad para que la política monetaria sea al mismo tiempo ventajosa políticamente y tan evidentemente necesaria que incluso los políticos pueden verlo.
La cuestión ahora es qué tipo de reforma hay sobre la mesa.


Ron y socialismo no combinan

,


En 1862, José Arechabala y Aldama llegó a La Habana, Cuba, con quince años. Con treinta y uno, fundó Industrias Arechabala , una pequeña destilería en Cárdenas, Cuba, que entonces era una pequeña pero floreciente ciudad portuaria con un puerto animado y una incipiente industria ferroviaria.
En 1888, esta ciudad fue devastada por un huracán. La empresa de Don José sufrió 50.000$ en pérdidas (aproximadamente 1,3 millones de dólares de 2015), pero sobrevivió y continuó creciendo.


Tuesday, January 10, 2017

Venezuela: Trabajo forzoso y esclavitud

Nicolás Maduro
Si hay algo innegable en el desastre socialista de Venezuela es su previsibilidad. El régimen bolivariano de Maduro está siguiendo a la perfección el manual del suicidio económico: Primero, hacer frente a una crisis económica con inflación, esto es, tratando de ocultar el empobrecimiento real que está sufriendo una sociedad imprimiendo nueva moneda y reinflando las rentas nominales de trabajadores y receptores de gasto público. Segundo, hacer frente a la inflación con controles de precios, esto es, tratando de ocultar que un aumento nominal de rentas seguido de un incremento sobreproporcional de los precios supone igualmente un empobrecimiento real de los ciudadanos. Tercero, hacer frente al desabastecimiento general de mercancías y a la descoordinación productiva derivada del control de precios mediante la planificación estatal, esto es, dando a entender que el completo desmoronamiento de la economía es consecuencia de ineficiencias del mercado, de empresarios saboteadores, de especuladores sin escrúpulos y de bloqueos internacionales.


Venezuela: El socialismo al final es esclavitud

Venezuela: Pan sin colas
¿Qué tan mal están? Una caja de pasta ahora cuesta $300, y una docena de huevos va por $150. La gente está incluso obligada a trabajar en las granjas del gobierno. En cualquier otra parte del mundo eso se le llamaría claramente por su nombre: esclavitud. El llamado “milagro económico” de Hugo Chávez está al final desnudo. Chávez logró lo que cualquier persona racional hubiera considerado imposible: ¡Quebrar el país que se sienta encima de la mayor reserva de petróleo del mundo!


Colombia: Crónica de una derrota


Colombia
Fue un sorpresón, pero de los buenos. Tan cantada estaba la victoria que cuando la mayoría de colombianos que participaron en el plebiscito rechazaron el acuerdo de paz negociado entre el presidente Juan Manuel Santos (reciente ganador del Premio Nobel de la Paz por el acuerdo) y las narcoguerrillas comunistas de las FARC, el país se quedó de piedra. Y semanas después, aún no ha salido del limbo.
El acuerdo de más de 290 horrorosas páginas fue resultado de largas negociaciones de cuatro años y realizadas en La Habana, Cuba, para poner fin al conflicto más largo en el continente americano. Después de alcanzar el vergonzoso acuerdo y realizar un espectáculo mediático internacional con la firma del acuerdo, el presidente Santos puso el acuerdo en manos del pueblo colombiano apostando que el deseo de la paz le daría el apoyo necesario para ganarlo y darle legitimidad democrática.


Colombia: La última víctima de Fidel Castro

Juan Manuel Santos por Agência Brasil
El acuerdo de Colombia, que es su rendición ante las FARC, patrocinado por los Castro y toda la izquierda occidental, ha superado el escollo de haber sido rechazado por el pueblo colombiano mediante el expeditivo recurso de no someterlo esta vez a votación popular. Cuando el presidente colombiano Juan Manuel Santos decidió convocar un referéndum para ratificarlo no lo hizo por gusto, sino para blindarlo frente a cualquiera que en el futuro quisiera revisarlo. Pero, a la vista del obstinado empeño del pueblo colombiano en conservar su dignidad, Santos ha decidido que al nuevo acuerdo, un simple refrito del anterior, le basta la ratificación del Congreso, donde el presidente disfruta de mayoría parlamentaria.


Los vicios del capitalismo mercantilista



Nuestros lectores chilenos seguramente recuerdan los escándalos Penta, SQM y Caval. También habrán oído hablar del caso Pollos, quizá el caso Farmacias o el del Papel Tissue (coloquialmente conocido como “caso del papel confort”). A éste ultimó se le acaba de sumar hace pocos días una nueva arista: “La colusión de los pañales”. Estos casos dan cuenta de tropiezos y malas prácticas empresariales que han influido bastante en la opinión pública chilena, en relación a los cuales cabe preguntarnos, ¿habrá algún caso más del que los chilenos se tengan que enterar? Sin duda. Está en la naturaleza humana.


Libre Comercio, y Comercio Medio Libre (Primera Parte)



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Image result for free trade agreement cartoon
Durante el último año, primero como candidato y ya como presidente electo, Donald Trump fue origen de tumultuosas olas de confusión, desconfianza, pánico tal vez, por declaraciones que hacía en relación a Mexico, los mexicanos y, sobre todo, el futuro de la relación comercial entre los dos países y, en general, el futuro del comercio mundial. No es ningún secreto que el nuevo presidente de EU, considera que esta relación ha sido desventajosa para los EU y muy ventajosa para Mexico y otros países.
Ello me ha provocado un nuevo interés para analizar de nuevo, el Tratado de Libre Comercio entre Canadá, EU, y Mexico, en el aniversario 23 de su inicio. Inicié mi revisión desde las pláticas preliminares, después las negociaciones, hasta llegar a la firma, y el inicio de su ejecución aquel mes de Enero de 1994, ante el estallido de la guerra Zapatista. Este análisis lo he basado en infinidad de artículos publicados por Murray Rothbar en aquella época, y otros grandes amantes del verdadero libre comercio. Pienso que en estos momentos es importante entender lo que realmente es, o, debería ser, libre comercio. Es también importante también identificar las dos corrientes filosóficas, que tradicionalmente se han enfrentado en el campo de batalla de los mercados mundiales; Mercantilismo y Liberalismo. 

Por qué Facebook funciona y la democracia no

Por qué Facebook funciona y la democracia no

Artículo escrito por Jeffrey Tucker titulado Why Facebook Works, and Democracy Does Not.
Este año Facebook alcanzará mil millones de usuarios -o una séptima parte de la población humana. Ha suscitado mayor participación que ningún gobierno en el mundo diferente de la India y China, y es probable que los superen en un año o dos. Y mientras que muchas personas están huyendo de sus gobiernos mientras pueden, más y más personas se están uniendo a Facebook de forma voluntaria.
¿Cuál es la lógica, la fuerza motriz, el agente de cambio?
Sí, el software funciona bien, y sí, los administradores y propietarios tienen mentes emprendedoras. Pero el verdadero secreto de Facebook son sus relaciones internas humanas -los usuarios individuales- que resultan de reflejar cómo la sociedad se forma y se desarrolla.


Por qué no soy conservador,

de Friedrich A. Hayek

Image result for Friedrich A. Hayek CARTOON
 Este texto es el post scriptum de Los fundamentos de la libertad, publicado por primera vez en 1959.
Por qué no soy un conservador
Friedrich A. Hayek
“Siempre fue reducido el número de los auténticos amantes de la libertad; por eso, para triunfar, frecuentemente hubieron de aliarse con gentes que perseguían objetivos bien distintos de los que ellos propugnaban. Tales asociaciones, siempre peligrosas, a veces han resultado fatales para la causa de la libertad, pues brindaron a sus enemigos argumentos abrumadores”. Lord Acton, History of Freedom.

1. El conservador carece de objetivo propio
Cuando, en épocas como la nuestra, la mayoría de quienes se consideran progresistas no hacen más que abogar por continuas menguas de la libertad individual, aquellos que en verdad la aman suelen tener que malgastar sus energías en la oposición, viéndose asimilados a los grupos que habitualmente se oponen a todo cambio y evolución. Hoy por hoy, en efecto, los defensores de la libertad no tienen prácticamente más alternativa, en el terreno político, que apoyar a los llamados partidos conservadores. La postura que he defendido a lo largo de esta obra suele calificarse de conservadora, y, sin embargo, es bien distinta de aquella a la que tradicionalmente corresponde tal denominación. Encierra indudables peligros esa asociación de los partidarios de la libertad con los conservadores, en común oposición a instituciones igualmente contrarias a sus respectivos ideales. Conviene, pues, trazar una clara separación entre la filosofía que propugno y la que tradicionalmente defienden los conservadores.


El Derecho a Ignorar al Estado

El Derecho a Ignorar al Estado

Herbert Spencer y Libertad

1. El derecho a la ilegalidad voluntaria[1]

Como corolario a la proposición según la cual todas las instituciones deben subordinarse a la ley de igual libertad, no podemos sino admitir el derecho del ciudadano a adoptar una condición de ilegalidad voluntaria. Si todo hombre es libre de hacer cuanto desee, siempre que no vulnere la igual libertad de cualquier otro hombre, entonces es libre de desvincularse del Estado: de renunciar a su protección y de negarse a pagar para sostenerlo. Es evidente que al conducirse así no infringe la libertad de otros, puesto que su postura es pasiva y, en tanto pasiva, no puede hacer de él un agresor. Es igualmente evidente que no se le puede obligar a permanecer vinculado a una asociación política sin violar la ley moral, dado que la ciudadanía implica el pago de impuestos, y tomar la propiedad de un hombre contra su voluntad es una vulneración de sus derechos (ver pág. 134[2]). Dado que el gobierno no es más que un agente empleado en común por una cierta cantidad de individuos para que les proporcione determinadas prestaciones, la misma naturaleza del vínculo implica que cada cual debe decidir si hará uso de tal agente o no. Si cualquiera de ellos decide ignorar esta confederación de seguridad mutua, nada puede decirse salvo que pierde todo derecho a exigir sus servicios y se expone al riesgo de sufrir daño; algo que es muy libre de hacer si lo desea. No se le puede obligar a tomar parte en una agrupación política sin violar la ley de igual libertad; él puede retirarse de ella sin cometer una violación semejante y, por tanto, tiene derecho a tal retirada.


Por qué abolir el Estado no resultará en Caos

de Brad Edmonds
Abolir el Estado
He escrito recientemente acerca de que el Estado debe ser abolido. De entre las respuestas al artículo la mayoría fueron objeciones a la posibilidad de vivir sin el Estado. La mayoría de ellas similares entre sí: La violencia regirá la sociedad; las grandes empresas se volverán contra la pobre población, los Estados extranjeros invadirán los territorios libres; los vecinos opulentos saquearán a los indefensos y débiles; etc. Los libros a los que me referí en el artículo anterior responden a estas objeciones, pero ya que la mayor parte de nosotros (yo mismo incluido) no podrían comprar un libro en línea – y luego estar seguro leerlo – cada vez que navegamos por la red, plasmaré dichas objeciones aquí sucintamente, y daré links a los artículos de Internet en la medida de lo posible.
La tónica de estas objeciones hace aun más valiosa la refutación, como también lo hace el hecho de que de que parezca contraintuitiva la afirmación de que desmantelar el Estado traería más paz, seguridad y abundancia- tal como lo parece también que la forma de reducir la violencia por armas es permitir la libre tenencia de ellas.


La Ley

por Frédéric Bastiat
La Ley
Por Frédéric Bastiat
La ley, ¡pervertida! La ley y tras ella todas las fuerzas colectivas de la nación, ha sido no solamente apartada de su finalidad, sino que aplicada para contrariar su objetivo lógico. ¡La ley, convertida en instrumento de todos los apetitos inmoderados, en lugar de servir como freno!
¡La ley, realizando ella misma la iniquidad de cuyo castigo estaba encargada! Ciertamente se trata de un hecho grave, como pocos existen y sobre el cual debe serme permitido llamar la atención de mis conciudadanos.

LA VIDA ES UN DON DE DIOS
De Dios nos viene el don que, para nosotros, los contiene a todos: La vida. – la vida física, intelectual y moral.
Empero, la vida no se mantiene por sí misma. Aquel que nos la ha dado, ha dejado a cargo nuestro el cuidado de mantenerla, desarrollarla y perfeccionarla.
Para ello nos ha dotado de un conjunto de facultades maravillosas; nos ha colocado en un medio compuesto de elementos diversos. Aplicando nuestras facultades a aquellos elementos, es como se realiza el fenómeno de la transformación, de la Apropiación, por medio del cual la vida recorre el camino que le ha sido asignado.
Existencia, Facultades, Producción en otros términos, Personalidad, Libertad, Propiedad-: he ahí al hombre .
De esas tres cosas sí puede decirse, fuera de toda sutileza demagógica, que son anteriores y superiores a cualquier legislación humana.
La existencia de la Personalidad, la Libertad y la Propiedad, no se debe a que los hombres hayan dictado Leyes. Por el contrario, la preexistencia de su personalidad, libertad y propiedad es la que determina que puedan hacer leyes los hombres.


Anatomía del Estado


 Por Murray N. Rothbard


Lo que el Estado no es

Anatomia del Estado
El Estado es considerado casi universalmente como una institución de servicio público. Algunos teóricos veneran al Estado como la apoteosis de la sociedad; otros lo consideran como una amigable, aunque algunas veces ineficiente, organización para el logro de fines sociales; pero casi todos lo consideran como un medio necesario para lograr los objetivos de la humanidad, un medio a ser contrapuesto al “sector privado” y que usualmente gana en esta competencia por recursos. Con el surgimiento de la democracia, la identificación del Estado con la sociedad se ha redoblado, hasta el punto que es común escuchar la expresión de sentimientos que virtualmente violan todos los principios de la razón y el sentido común, tales como “nosotros somos el gobierno”. El útil término colectivo “Nosotros” ha permitido que un camuflaje ideológico haya sido extendido sobre la realidad de la vida política. Si “nosotros somos el gobierno”, entonces todo lo que un gobierno le haga a un individuo no es sólo justo y no-tiránico, sino también voluntario de parte del individuo involucrado. Si el gobierno ha incurrido en una enorme deuda pública la cual debe ser pagada gravando a un grupo en beneficio del otro, la realidad de la carga es oscurecida al decir que “nos lo debemos a nosotros mismos”; si el gobierno recluta a un hombre, o lo encierra en prisión por sus opiniones disidentes, entonces“él mismo se lo hizo”, y por lo tanto, nada grave a sucedido. De acuerdo a este razonamiento, cualquier judío asesinado por el gobierno Nazi no fue realmente asesinado, sino que debe haber “cometido suicidio”, ya que los judíos eran el gobierno (el cual fue democráticamente electo) y, en consecuencia, cualquier cosa que el gobierno les haya hecho fue voluntario de su parte. Uno pensaría que no es necesario elaborar sobre este punto, y sin embargo la gran mayoría de la población cree en esta falacia en menor o mayor grado.


El problema del robo de tierras,


por Murray Rothbard


Robo de Tierras
 Murray Rothbard.
El caso de la propiedad de la tierra o de los bienes raíces ofrece una aplicación de singular importancia de nuestra teoría de los títulos de propiedad. Por un lado, las tierras constituyen una porción fija del planeta y, en consecuencia, son prácticamente permanentes. Por tanto, la investigación acerca de los títulos de propiedad sobre ellas tiene que remontarse hacia un pasado mucho más remoto que en el caso de otros bienes más perecederos. De todos modos, el problema no es excesivamente grave, porque, como ya hemos visto, cuando las víctimas se han perdido en el olvido, la propiedad de la tierra pasa a sus poseedores actuales, a condición de que no la hayan adquirido por medios delictivos. Supongamos, por ejemplo, que Enrique Gómez I robó una parte de tierra a su legítimo propietario, Santiago Pérez. ¿En qué situación se encuentra su actual poseedor, Enrique Gómez X? ¿O la persona que puede tal vez ser hoy su propietario, por habérsela comprado a un Enrique Gómez? Si Pérez y sus descendientes han desaparecido en la noche de los tiempos, los legítimos títulos de propiedad recaen sobre el Enrique Gómez actual (o sobre el hombre que se los ha comprado), en directa aplicación de nuestra teoría de los títulos de propiedad.


Adiós al brutal Big Brother de Cuba

Adiós al brutal Big Brother de Cuba

Carlos Eire
Uno de los dictadores más brutales de la historia moderna acaba de fallecer. Por extraño que parezca, algunos lamentarán su muerte y muchas notas necrológicas lo elogiarán. Millones de cubanos que aguardaron con impaciencia este momento durante más de medio siglo reflexionarán simplemente sobre sus crímenes, y recordarán el dolor y el sufrimiento que causó.
¿Por qué esa discrepancia? Porque el engaño fue uno de los mayores talentos de Fidel Castro y la credulidad es una de las mayores debilidades del mundo. Genio en la creación de mitos, Castro se valió de la sed humana de mitos y héroes. Sus mentiras eran bellas, y muy seductoras. 

Murió la hiena, la que llamaban el caballo

Murió la hiena, la que llamaban el caballo

Eleonora Bruzual
Realmente si algo tengo que decir es que me llena de ira pensar que Fidel Castro, un tirano brutal, haya muerto en su cama y sin que nadie le pidiera cuentas por sus crímenes y menos lo juzgaran por ellos. Larga vida la de este depredador insaciable, larga y maligna.
Y hasta el mismo día de su muerte atesoró adoradores, cómplices y financistas de su asquerosa farsa llamada revolución. Esa entrega morbosa de muchos hombres a Fidel, entrega que se dio por igual en Latinoamérica como en otras latitudes, le dio sustento a casi seis décadas de barbarie.
Post a Comment