Wednesday, December 21, 2016

Convocatoria de Honduras II




“ABANDONO EL CAMPUS PENSANDO, ESTA ES LA MEJOR UNIVERSIDAD DEL MUNDO.”

RICARDO VALENZUELA
Image result for JESS LEE WESTERN PHOTOS
El sábado dos de Abril, después de un largo vuelo de más de tres horas originado en Dallas, a través de la ventana del avión se develaba con gran belleza la ciudad de Guatemala. Con una eficiencia impresionante desembarcábamos y, en menos de quince minutos, sorteábamos lo que en muchos países es un calvario: Inmigración y aduana. Al abandonar el aeropuerto me azota la agradable brisa de la ciudad y minutos después transitaba hacia mi hotel. Era una noche clara que me permitió atestiguar lo que tanto me afirmaran; Guatemala es una ciudad realmente bella y cosmopolita.




Al día siguiente, antes de las siete de la mañana me encontraba con mis socios, Michael Strong y Kevin Lyon, en el lobby del hotel. Minutos después, montados en una camioneta de la Universidad Francisco Marroquín (UFM), atravesábamos la ciudad hacia el aeropuerto en medio de una mañana fría y brumosa. En la terminal ejecutiva nos aguarda el resto de los expositores de la conferencia y después de cumplir con los trámites migratorios, iniciábamos el vuelo hacia la isla de Roatán en dos aviones ejecutivos.
El vuelo de hora y media fue una gran oportunidad para conocer algunos de estos interesantes personajes y, en especial, la dinastía del Dr. Manuel Ayau (Muso) incluyendo a su hijo Manuel y tres de los nietos de ese hombre tan especial fundador de la universidad Francisco Marroquín, e inspiración de muchos entre los cuales me cuento. Sin sentir el tiempo corría y en medio de interesantes conversaciones, aparece en nuestro horizonte ese paraíso que es la isla de Roatán ya en territorio Hondureño. Al estacionar nuestra nave, me extraña observar aviones comerciales de todas partes del mundo cargando y descargando turistas internacionales.
Al penetrar la terminal me sorprende ver el comité de recepción encabezado por ese hombre tan impresionante que es Giancarlo Ibarguen, rector de la universidad que patrocinaba el evento. Cambio algunas palabras con él cuando me agradece el haber decidido aceptar su invitación para participar en el evento. Luego de cumplir con los trámites migratorios, nos trasladan a una maravilla de Resort llamado Parrott Tree.
Luego de un breve descanso, nos reuníamos todos los participantes en una de las amplias terrazas del hotel para cocteles, presentaciones y dar inicio al evento. A las siete en punto invadíamos un auditorio para escuchar la charla de bienvenida que sentara las bases de la convocatoria a cargo de Michael Strong. El título de la presentación sería realmente sugestivo; “Promoviendo Ciudades Libres como una solución fundamental a la pobreza global”. Una charla corta, concisa, a través de la cual Michael, como el gran economista que es, cautivaba al auditorio con una mezcla de idealismo, pragmatismo y sentido de propósito, ante un flagelo tan cruel como es la pobreza mundial que lo impulsara para hacer del concepto Ciudades Libres una realidad.
Cena después de la charla en una gigantesca palapa a la orilla de la playa, suficiente para acomodar los casi cien participantes.
Al día siguiente abordábamos varias camionetas para trasladarnos a otra joya de la isla; El Club de golf Pristine ubicado en lo alto de un cerro con vista hacia toda la isla y el impresionante mar Caribe. Acomodados en un salón de conferencias daba inicio la sesión con la primera presentación a cargo de Kevin Lyon, la cual despejaba una serie de dudas e inquietudes de los participantes: “Una estrategia legal para de inmediato crear Ciudades Libres.” Cargando con un Phd en derecho internacional y asesorado por el departamento de la escuela de leyes de la universidad Francisco Marroquín (UFM), Kevin no solo aclaraba esas dudas, después de media hora dejaba un auditorio realmente impresionado y excitado.
Era ahora mi turno y me doy a revisar la historia de México siempre cuajada por la falta de libertad, que nos hiciera prácticamente perder los primeros doscientos años de vida independiente. El caudillismo, estatismo, mercantilismo que nos ha colgado una pesada ancla y no permite que desarrollemos una economía vibrante y con futuro. Cómo abandonando mi país fue que encontrara las ideas que han hecho grande a otros; el liberalismo económico. El por qué considero el concepto de Ciudades Libres la última alternativa de México antes de enfrentar problemas que no nos imaginamos. Cierro invitando a, inspirados por el poema de Antonio Machado, “caminante no hay camino se hace camino al andar”, darnos a desarrollar el concepto y ya dejar de analizar, investigar mientras el mundo entero se derrite.
Siguieron una serie de brillantes expositores que realmente hace difícil involucrarlos en un solo escrito, pero si hay interés tal vez lo haga en las siguientes semanas. Solo me gustaría dar algunas pistas.
Jason Sorens, profesor de ciencias políticas en la universidad de Bufalo, NY, tocaba el tema de “Secesión” como posibilidad ante gobiernos ciegos dando ejemplos realmente dramáticos. Fred Foldvary, otro prestigiado profesor universitario, exponía el tema de “Las finanzas públicas y estilos de gobierno en Ciudades Libres,” sentando la plataforma para las realidades del concepto.
Uno de los expositores que más impresionaron fue Gonzalo Melián, un joven arquitecto español y candidato a Dr. en economía logrado bajo la tutoría del gran economista Jesus Huerta de Soto. El tema de Gonzalo fue; “Diferentes formas para diseñar ciudades libres.” El es también profesor de la escuela de arquitectura de la universidad Francisco Marroquín y como tesis de graduación, sus alumnos se han dado a eso; diseñar una ciudad libre en Guatemala.
Cerraba la conferencia Giancarlo Ibarguen con un emotivo mensaje en el cual renueva el compromiso de la UFM de seguir luchando por la libertad en un mundo cada vez menos libre. Esa noche en la cena Giancarlo me insiste en que no debería de regresar sin conocer el campus de la universidad. Me despido de Giancarlo con un emotivo abrazo que sella el compromiso de luchar juntos por la libertad.
Vuelo de regreso a Guatemala ese martes llevando de compañero otro de esos impresionantes soldados guatemaltecos de la libertad; Ricardo Castillo. Esa tarde arribaba al campus donde Cayo me da el tour de casi cinco horas. Incrustada en un boscoso barranco la universidad se desparrama entre los árboles y la maleza de ese hermoso rincón del mundo con una brisa que parece gritar las palabras de El Muso…..”Un gobierno que proteja vida, libertad, propiedad y haga se cumplan los contratos, mas de eso es invasión que no permite el desarrollo económico y oprime a los pueblos.”
Abandono el campus pensando, esta es la mejor universidad del mundo. Gracias Muso.
Post a Comment