Sunday, January 1, 2017

El Perú, ni cohabitación ni fractura

El Perú, ni cohabitación ni fractura

13207836_L
Por Álvaro Vargas Llosa
Apenas cinco meses después del estreno del nuevo gobierno peruano, se ha cumplido la profecía: el Congreso controlado por el fujimorismo ha lanzado un brulote contra la Presidencia de Pedro Pablo Kuczynski. Lo ha hecho censurando en el Congreso, en una sesión abracadabrante, al ministro de Educación, un hombre ampliamente respetado (con una fe tal vez excesiva en las bondades del Estado educador), que estaba llevando a cabo una reforma no exenta de coraje y rigor.

Cuando sólo quedes tú

Cuando sólo quedes tú

41264715_M
Por María Dolores Arias
Me encantan estas fechas porque son festivas, muchas personas parece que encienden el interruptor de la felicidad y practican algunas de las virtudes, como la benevolencia, que te ayudan a ser feliz.
Es una época en que se acostumbra a dar regalos. En algunos casos los más pequeños escriben interminables cartas con peticiones de regalos y esperan que les concedan la mayor cantidad posible. Le escriben a ese ser imaginario, bonachón y regordete con la esperanza de que se haga de la vista gorda con respecto a su comportamiento en el año.
Así crecimos la mayoría creyendo en que “alguien” más concede nuestros deseos. Confiábamos en su mala memoria para recibir regalos. Sin embargo con el paso del tiempo descubrimos que no había tal historia. En aquella época dependía de nuestros padres cumplir nuestros deseos y que eran ellos quienes se esforzaban por agradarnos.

Chile, un país quejoso y confundido

Chile, un país quejoso y confundido

19538030_L
Por Sebastian Edwards
Hace unos días, un amigo argentino me lanzó la siguiente lindura: “Los chilenos son unos bebés, unos malcriados, quejosos y lloricones”. Quedé estupefacto, sin saber qué decir. Pensé en las dos últimas Copas América, pero no me salieron las palabras. Mi amigo aprovechó mi silencio para lanzar una nueva andanada: “Hasta hace unas décadas, Chile era un país de cuarta. Un país simpático, pero mediocre, apagado, inseguro”. Luego hizo un ademán de fastidio y remató: “En verdad, no entiendo de qué se quejan. Son una manga de confundidos. Si quieren tener razones para quejarse, vénganse a vivir un tiempito a la Argentina”.

La vida sin dueño

La vida sin dueño

15285055_1374523469247185_2625360192954070100_n
Por Mario Vargas Llosa
El País, Madrid
Las memorias que ha publicado Fernando de Szyszlo son tan hermosas como el título de su libro: La vida sin dueño. Un aliento de libertad recorre, en efecto, todas estas páginas en las que evoca su vida, sin eufemismos, desplantes ni censuras, con tanta franqueza como inteligencia y lucidez. Su palabra guía al lector por una rica experiencia de nueve décadas en la que su vocación de pintor y la pintura son los protagonistas, y, junto a ellas, grandes artistas e intelectuales que conoció y frecuentó en Europa y en América, también muchos que lo fueron sólo en ciernes, la cultura y la política peruana en el último siglo, su vida pública y privada, las alegrías y desgracias, las ilusiones y frustraciones, y los amores apasionados —tres, precisamente— que encendieron esa larga existencia.
Szyszlo es uno de los grandes pintores de nuestro tiempo y hubiera sido más conocido de lo que lo es si, como hicieron muchos otros artistas latinoamericanos —Lam, Matta, Botero y otros pocos—, se hubiera quedado en Estados Unidos o en Europa, en una época en la que París y Nueva York decidían los prestigios artísticos. Pero él prefirió volver al limbo, lo que era entonces el Perú culturalmente hablando, porque, al igual que otro compañero de generación del que habla con cariño en su libro, el poeta y dramaturgo Sebastián Salazar Bondy, necesitaba físicamente la presencia de su país en torno, aunque fuera sólo para dar la batalla cotidiana contra todo lo que andaba mal y lo irritaba en él. Esa ha sido su manera de vivir, de crear, esforzándose no sólo por llegar cada vez a mayores niveles de originalidad y perfección en su arte, sino, a la vez, tratando de sacar a la cultura y la vida cívica que lo circundaba del subdesarrollo, el provincianismo, el aislamiento.

La Segunda Guerra Fría

La Segunda Guerra Fría

11652778_ML
Por Carlos Alberto Montaner
Hace exactamente un cuarto de siglo desapareció la Unión Soviética. La hecatombe ocurrió el 25 de diciembre de 1991. Fue la consecuencia directa del previo y fallido golpe de agosto de ese año. Vladimir Putin cree que se trata de la peor desgracia que le ha sucedido a su país, pero entonces la mayor parte de los rusos lo percibió como algo conveniente.
Lo recuerdo nítidamente. Por aquellas fechas yo visitaba Moscú con cierta frecuencia para participar en actos académicos encaminados a discutir la conveniencia de terminar con el costoso subsidio al belicoso satélite cubano.

El pecado soberano de los petroestados: el gasto a manos llenas

El pecado soberano de los petroestados: el gasto a manos llenas

El presidente de Kazajistán, Nursultan Nazarbayev, dice que el fondo soberano de su país cuenta con el dinero necesario para ayudar a liberar a esta nación de Asia Central de su dependencia de los ingresos petroleros y construir una economía de emprendedores.
El presidente de 76 años, que llevó a Kazajistán a la independencia de la Unión Soviética hace 25 años, dijo a principios de este año a personas que visitaban la nueva capital que “los kazajos nunca han vivido tan bien como viven hoy” y que los ahorros de la nación ayudan a mantener los estándares de vida.

La peor idea de Donald Trump: poner barreras al comercio internacional

La peor idea de Donald Trump: poner barreras al comercio internacional

47826911_ML
Por Gene Epstein
Los fantasmas de Reed Smoot y Willis Hawley acechan la presidencia de Donald J. Trump aún antes de que comience. Para evitar el riesgo de una recesión, se requiere urgentemente una especie de exorcismo.
El senador Smoot y el representante Hawley copatrocinaron la infame Ley de Aranceles de 1930, que elevó las tarifas a las importaciones a niveles récord. Otros países respondieron del mismo modo y se desató una guerra comercial mundial. El comercio exterior de Estados Unidos cayó 40%, contribuyendo a hundir la economía en la Gran Depresión. Más de 1.000 economistas enviaron una petición al entonces presidente Herbert Hoover instándole a vetar la ley, argumentando correctamente que “dañaría a la gran mayoría de nuestros ciudadanos”. No tuvieron éxito.

La política económica fundamental

La política económica fundamental

16403961_L
Por Manuel Hinds
Como lo explicó hace muchos años Joseph Schumpeter, el desarrollo conlleva dos elementos, uno destructivo y otro constructivo. Para hacer camino para las innovaciones que son el fundamento del desarrollo, la economía naturalmente destruye las actividades que estas innovaciones han vuelto obsolescentes. Los que trabajan en estas últimas experimentan bajas en los salarios y reducciones en las oportunidades de trabajo, mientras que los que trabajan en actividades que toman ventaja de las nuevas tecnologías experimentan lo contrario—más oportunidades y mayores salarios. Este proceso se acelera en las épocas en las que, como la que estamos viviendo, se está desarrollando una revolución tecnológica.

China comunista: La quimera de Oriente

China comunista: La quimera de Oriente

  20381114_ML
Por Ricardo E. Calvo MD PhD 
Nací en el siglo XX  y llegué  a tener uso de razón cuando la llamada “Guerra Fría” y la “Cortina de Hierro” eran términos frecuentes en los ámbitos de la política internacional. Recuerdo claramente referencias constantes al peligro inminente de guerra entre el mundo occidental y el comunismo chino-soviético.
Estas referencias exponían una igualdad o superioridad militar del campo socialista por parte de la incansable propaganda publicada por la prensa izquierdista y políticos y escritores “progresistas” que impartía a los ciudadanos del mundo libre la idea de que la Unión Soviética (URSS) y sus aliados del Pacto de Varsovia, así como los chinos de Mao, eran capaces de confrontar a los ejércitos de Europa y los EE.UU. en el campo de batalla y lograr su derrota por medios tradicionales o nucleares.
Recuerdo bien a mi llegada a los EE.UU. ver en los edificios de las principales ciudades letreros apostados en las entradas a sus sótanos designándolos como punto de refugio en caso de un ataque nuclear por parte de la URSS–que manera sutil de inculcarle a los ciudadanos de los EE.UU. que el imperio comunista podría hacer llegar cohetes intercontinentales hasta su territorio cuando su economía socialista había estado y continuaba estando realmente sostenida  y amamantada por el capitalismo y los “idiotas útiles” de Occidente.

El liberalismo como respeto al prójimo

El liberalismo como respeto al prójimo

40299973_L
Por Alberto Benegas Lynch (h)
Two worlds exist side by side. In one the struggle for power continues almost as it always has done. In the other it is not power that counts, but respect. - Theodore Zeldin, Senior Fellow, Oxford University 1994
Todos los seres humanos somos distintos desde el punto de vista anatómico, fisiológico, bioquímico y, sobre todo, psicológico. Tenemos distintas vocaciones, distintas inclinaciones y distintos proyectos de vida. Para que podamos convivir en una sociedad civilizada se hace imperioso el sistema pluralista, es decir, la aceptación de distintas valoraciones, distintos gustos y distintas preferencias siempre y cuando no se lesionen derechos de terceros.
No se requiere que compartamos ni siquiera que comprendamos los proyectos de vida del prójimo, se necesita, eso sí, que se los respete. No cabe aquí el uso de la expresión “tolerancia” puesto que se trata de una extrapolación ilegítima del campo de la religión al del derecho. Los derechos no se toleran, se respetan. El recurrir a la expresión “tolerancia” implica cierto tufillo a arrogancia y presunción del conocimiento. Trasmite la idea de que algunos poseen la certeza y la verdad absoluta y deben tolerar los errores de otros.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XXI



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Image result for jess lee cowboys photos
Hace unos meses, cuando leí de nuevo el documento proporcionado por mi tío, recordé la gran confusión que me provocó, hace más de 30 años, cuando lo hice por primera vez. A mis escasos 23 años, no entendía el que Don Gilberto de forma agresiva criticara las dos corrientes de pensamiento de esa era; el capitalismo y al comunismo y luego me preguntaba; entonces ¿en que es en lo que mi tío cree? Pero ahora ya con el kilometraje de la vida lo puedo interpretar de otra forma, sin embargo, quise iniciar comunicación con un hombre que conoció profundamente a mi tío, y lo más increíble, aun vive pero además y a diferencia de mi padre, siendo otro de los admiradores y expertos en la vida del tío, porta intactas sus facultades mentales, las que a mi padre a sus 93 años lo han abandonado.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XX



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Related image  
Con una frase de gran profundidad y significado, don Gilberto ahora me había obsequiado una copia de un interesante discurso que pronunciaba en la conmemoración del V aniversario de la fundación del Instituto de Estudios Económicos y Sociales, y al mismo tiempo, el VI de vida de su órgano oficial “El Economista.” El tema del discurso era “La Reconstrucción del mundo en el periodo de la postguerra.”
Léelo con profundidad, estúdialo y analízalo para luego comentarlo pues en ese documento, va mucho de mi pensamiento economico que veo te interesa. Claro le respondo, te prometo hacerlo. Esa semana me dedicaba en cuerpo y alma a la tarea y al hacerlo, cada página que abría me develaba un ángulo diferente de este hombre, pero todos con el mismo sello de patriotismo, humanismo, honestidad y una gran integridad intelectual.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XIX (Y)



Ricardo Valenzuela
Image result for jess lee cowboys photos
Continuaba don Gilberto: Ante las agresiones al liberalismo de parte de todos los segmentos de la sociedad y, en especial la iglesia, los otrora liberales nos empezamos a etiquetar como socialistas, pero con un sentido diferente. Ya a finales del siglo XIX el papa León XIII publicaba su encíclica Rerum Novarum, en la cual, lo criticaba con gran fuerza y sembraba la semilla para lo que luego se conocería como economía mixta nacida del positivismo de Comte. Por ello, el liberalismo individualista era definitivamente enterrado para darle avenida a uno con esa conciencia social, un liberalismo expropiado de la frialdad que le habían construido esos hombres que en Sahuaripa conocíamos como “pela vivos.”

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XVIII



REFLEXIONES LIBERTARIAS (y)
Ricardo Valenzuela
Image result for jess lee cowboys photos
En mi siguiente reunión con Don Gilberto, llevaba yo ya una clara idea de los sucesos que agredían al liberalismo al inicio del Siglo XX. Un parte aguas en esta contra ofensiva, sería la creación del Fondo de la Reserva Federal en los EU, luego que el cartel de banqueros encabezados por J. P. Morgan, se reunieran en una isla en la costa de Georgia en 1913 para establecer la estrategia y convencer al Congreso de la necesidad de un banco central, cuando la realidad era crear un arma para eliminar la competencia. En esa reunión nacería el FED se conocería por muy pocos como; La Criatura de Jekyll Island.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XVII (y)



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Image result for jess lee cowboys photos  
Era la primera vez que exploraba ese fenómeno que arropara al mundo entero, y sobre todo, le diera un rumbo diferente a la historia y me encontraba en un estado de casi histeria al darme cuenta de su importancia y la poca información disponible para realmente entenderlo. En las escasas referencias que yo había tenido en mis años en el TEC de Monterrey, nos la describían como una plaga provocada por la anarquía surgida en los mercados por la falta de control de los mismos. Luego pensaba en la parábola de la piñata de mi tío Gilberto en la cual, al romperla, los chamacos grandotes se adueñaban de todas las golosinas. Pero ahora me daba cuenta de que ese no era el caso.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XVI



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
 Related image 
Al terminar la lectura del documento me siento profundamente conmovido, pero al mismo tiempo totalmente confundido. Don Gilberto con esa gran sensibilidad que portaba se da cuenta y me pregunta: ¿Qué causa esa confusión que veo en tu cara? Pues no entiendo, le respondo, hemos estado hablando de la gran conciencia liberal de todos los líderes de la revolución y su lucha por la libertad, pero en este documento, al final describes a Madero como socialista y luego, afirmas que su socialismo era tal que no aceptaba mas dictaduras que la de la ley, siendo que en los países socialistas como los de la Unión Soviética, la ley es el instrumento que utilizan para proteger sus dictaduras….no entiendo.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XV



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
 Related image 
Durante toda esa semana leía y releía el Plan Hermosillo e inclusive, lo comentaba con mis compañeros del departamento en el que vivíamos en la zona rosa de la ciudad, todos ellos sonorenses y mi primera sorpresa era en el sentido que ninguno de nosotros estábamos enterados de ese pasaje de nuestra historia. Como don Gilberto me había pedido, me transportaba en mis pensamientos a la época en la cual ellos habían vivido esa experiencia, y realmente no entendía cómo era que se atrevían a retar a Calles. No podía visualizar a don Gilberto Valenzuela, ese hombre que mi padre idolatraba y describía como la representación de la serenidad, de la legalidad iniciando un movimiento armado.

CONVERSACIONES CON EL TIO GILBERTO XIV

REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Image result for jess lee cowboys photos
Don Gilberto: Yo no había participado en la revolución y me refiero a los combates, puesto que no era un hombre de armas, era un abogado e ideólogo que siempre luché por que se estableciera en el país un estado de derecho. Pero ante la muy clara actitud de Calles de no solamente perpetuarse en el poder, pero hacerlo violentando ese frágil estado de derecho, fue que decidí que al igual que Madero quien era un hombre de paz y de leyes, no teníamos otra alternativa que las armas y, fue así que naciera al Plan Hermosillo.

Acto seguido el tío me entrega una copia de Plan Hermosillo y me dice; léelo con calma y sobre todo, transpórtate a esa época en que lo vivimos.
Post a Comment