Monday, December 12, 2016

Donato de la sierra II


REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Image result for western cowboys
SEGUNDA PARTE
  
Donato; ¿que piensas de los partidos.? Yo pienso que la política la hacen las personas y no los partidos. En Sonora ha habido una enfermedad de partiditis y se ha olvidado que los partidos son configurados por los ciudadanos. Yo no creo en los partidos, y nunca he creído. Sobre todo ante la situación que vivimos en estos momentos. Después de 70 años de monopolio del PRI en el que yo sólo me acuerdo de los Pepinos en los 50s disputando la gubernatura a Don Nacho, durante todo este tiempo el PRI había sido el Dios de los sonorenses. Ahora ha ganado el PAN y quieren hacerlo el nuevo Dios de la política del estado. Yo creo en los hombres no en los partidos.




Hay una anécdota que vivió Don Gilberto Valenzuela tío de Ricardo. En los años 50s siendo él ya un hombre grande y ministro de la Suprema Corte de Justicia; lo mandó llamar el presidente Ruiz Cortinez para notificarle que “el partido había decidido hacerlo senador.” Cuando el presidente le pregunta; ¿que le parece Licenciado.? Don Gilberto le responde; “lo siento mucho pero no puedo aceptar. Y no puedo aceptar porque no soy miembro del partido, nunca lo he sido y nunca lo seré, yo no creo en los partidos, creo en los hombres. Además el único que tiene el poder para hacerme Senador, es el pueblo con su voto. Déjenme jugar como independiente y que el pueblo decida.  Para eso peleamos la revolución.”     

 Donato; tu conociste a mi tío, platícame de él. Buena sugerencia revira Donato. Don Gilberto Valenzuela es uno de los sonorenses mas grandes que ha producido el estado, y tristemente casi nadie lo sabe. El debería de ser una historia inspiradora para todos. Fue gobernador del estado a sus 25 años de edad, fue Secretario de Gobernación 3 veces—con de la Huerta, Obregón, y Calles—pero sobre todo fue un hombre incorruptible, idealista e ideólogo. Cuando Don Gilberto regresó a México después de la muerte de Obregón, Calles lo llamó para notificarle de la formación del Partido Nacional Revolucionario y le ofreció la candidatura a la presidencia. Don Gilberto no la aceptó y le pidió a Calles recordar el origen del Plan de Agua Prieta. Hasta ahí llegó su relación con el General.  

 Esa fue la manifestación mas poderosa en contra de la formación del partido que tendría el monopolio del poder durante los siguientes 71 años. Don Gilberto nunca estuvo de acuerdo, tan no lo estuvo, que aceptó ser el candidato de la oposición---sin partido—a las elecciones presidenciales de ese año de 1929. Inició su campaña y Calles al darse cuenta de las grandes simpatías que levantaba, tejió lo que sería la firma de presentación priista de los siguientes años; le inventan todos los delitos listados en nuestros códigos, envía el ejercito a perseguirlo. Don Gilberto entonces tuvo que abandonar el país. ¿Suena familiar.? Estuvo exiliado en El Paso y en Phoenix, y no regresó al país hasta que Lázaro Cárdenas echó a Calles fuera de México, y terminar con eso su dictadura para que siguiera la del partido.     

Casi interrumpiéndolo le pregunto; ¿que piensas de Fox,? Mira me dice, Fox es un buen hombre, pero es un buen hombre luchando contra una mafia. A veces me representa Madero, quiere quedar bien con todo mundo y eso es peligroso. México es un país que todavía está acostumbrado a la receta de Don Porfirio; pan y palo. Si Fox no controla el cambio que se está provocando, corre el peligro de que entremos en la anarquía. Los caciques regionales no entienden su federalismo y lo están tomando como debilidad. Es el peligro que corre Sonora. Los caciques de antaño pueden pensar que es su oportunidad para establecer un bastión regional de impunidad permanente, y con ese entendido, no dejar que la democracia arribe a nuestro estado con otra elección amañada.     

¿Que va a pasar en Sonora.? Pienso que la próxima elección va a ser la escuelita de política para los sonorenses. Va a ser un evento lleno de sorpresas. En estos momentos todo mundo piensa que el PAN ya tiene asegurado el triunfo y se van a llevar una sorpresa. La presidencia de la República no la ganó el PAN, la ganó Fox. Tan es así que ya en Jalisco se llevaron un susto y casi la pierden ante el reumático PRI. La única premisa cierta es que el PRI en Sonora está mas desprestigiado que Salinas por razones obvias, y por lo mismo, no ganan la gubernatura ni con Juan Pablo II de candidato. La caballada del PRD está mas flaca que la caja del arbolito----Así es que el taste está listo y resbaloso, y el que tenga mejor horqueta---no mejor partido---llegará punteando al mecate del año 2003.   

Afirma Donato: Déjenme leerles estas palabras de Don Gilberto Valenzuela en 1943, con motivo del quinto aniversario del Instituto de Estudios Económicos y Sociales que presidía:

 “Será preciso el reformar substancialmente las leyes fundamentales de los pueblos:” “No para aniquilar al individuo y a la sociedad dejándolos a merced y el capricho de gobiernos dictatoriales, sino para reconocer y siempre garantizar prácticamente y en perfecta armonía, los atributos esenciales del hombre y los derechos básicos de la sociedad. No para sancionar desigualdades, ni reconocer privilegios de los poseedores de la tierra y la riqueza, sino para ofrecer a todos los hombres las mismas posibilidades de mejoramiento y progreso, sin mas diferencias que las que surjan naturalmente de la virtud, del trabajo y del talento.”

“No para reconocer la explotación del hombre por el hombre, ni el aniquilamiento de los débiles por los fuertes; sino para sancionar las garantías esenciales del trabajador como ser humano y garantizar una competencia justa, equitativa y moral en la lucha por la vida. No para fomentar el odio y lucha de clases, sino para realizar la concordia y la unión entre todos los participantes, en un medio jurídico donde cada quien ejercite sus derechos y cumpla sus obligaciones según las reglas de la equidad y la buena fe.”


“Y no para consagrar, por ultimo, la dictadura de un hombre y una clase social; no para crear un poder público autoritario y despótico, que lleve su osadía hasta profanar la misma santidad del hogar, pretendiendo controlar el espíritu y la conciencia de los hombres; sino un gobierno honesto, con facultades expresas, cuya misión fundamental sea equilibrar debidamente el ejercicio de la libertad individual con los derechos básicos de la sociedad, siempre dentro del orden y la sujeción de la ley.” 
Post a Comment