Wednesday, September 7, 2016

Vapulean a Peña Nieto


Martha Anaya

Alhajero

Vapulean a Peña Nieto

Por Martha Anaya I
Es difícil recordar una sesión en el Senado en la que se haya vapuleado de una manera tan ruda y despiadada a un Presidente de la República, como la que se le dio ayer a Enrique Peña Nieto.

Los senadores de oposición demandaron un “fuerte extrañamiento” a Peña Nieto por el “error histórico” de haber invitado a Donald Trump y por no haber adoptado una postura enérgica y digna ante el republicano.

Abrió boca el senador panista Juan Carlos Romero Hicks:




“Tenemos un Presidente traidor y un Presidente traicionado. Es traidor a la confianza que los mexicanos depositaron en él y traicionado por su equipo, que no le tiene lealtad”, acusó.

La bancada de Acción Nacional abrió fuego desde antes que iniciara la primera sesión del periodo y luego refrendó sus palabras ante el pleno. En voz de Gabriela Cuevas, pidió “la renuncia inmediata” de la titular de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu:

“No es interlocutora del Gobierno de Estados Unidos… Y si el Presidente no le hace caso a la secretaria, nosotros tampoco”, advirtió.

La perredista Dolores Padierna, a su vez, exhortó al Senado a hacer “un extrañamiento” al titular del Ejecutivo Federal por la nula defensa del país ante los ataques de Donald Trump, al tiempo de exigirle “una disculpa” pública al pueblo de México “por haber recibido y por respaldar implícitamente a un antimexicano”.

La senadora Martha Tagle lanzó un par de preguntas que dejaron la víbora chillando ante los incómodos priistas que nomás se removían en sus curules:

-¿En qué diablos estaba pensando el Presidente al prestarle al peor enemigo de su país la casa presidencial para beneficio de su campaña? ¿Cuál es el interés que guió a Luis Videgaray a concretar esta reunión de Trump con Enrique Peña Nieto?

La florida petista Layda Sansores apuntó que si aún viviera el autor de Picardías mexicanas, quien hace una descripción de los diferentes “tipos de tontos”, por decirlo suavemente, “Peña quedaría clasificado en ésos que padecen pendejez esférica”.

Jorge Aréchiga (PVEM) y Marcela Guerra (PRI) subieron entonces a la tribuna a defender a Peña Nieto:

-Actuó “con gran visión de Estado” –alegó el del Verde–. “No es una sorpresa”  que el presidente Enrique Peña Nieto dialogue con los candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos para conocer de primera mano sus propuestas.

“El presidente Enrique Peña Nieto tomó la valiente decisión de tener un puente de comunicación con el señor Trump para sensibilizarlo sobre las recurrentes y peyorativas expresiones empleadas”, asentó por su parte la regiomontana.

“Qué fácil hubiera sido evadir el diálogo con el señor Trump –indicó la senadora Guerra–, pero se eligió la única opción que responde por los intereses de México y los mexicanos”.

Desde la oposición la miraron con conmiseración.

Manuel Bartlett (PT) dio el cerrojazo: “Estuvo espantoso el desfiguro… Es irrecuperable su Peña Nieto; dan pena los esfuerzos que hacen aquí… Ya este hombre se enanizó, ya no tiene remedio”.

Gemas: obsequio de Mariana Gómez del Campo, senadora panista: “Es una traición al pueblo de México y una estupidez tremenda… ¿Que nadie le dice nada al Presidente?”.
Post a Comment