Monday, September 19, 2016

Nuevo reporte de Libertad Económica en el Mundo 2016

Ian Vásquez analiza el nuevo reporte sobre Libertad Económica en el Mundo 2016, el declive de Estados Unidos y la reducción de la pobreza extrema a nivel mundial.

Ian Vásquez es Director del Centro para la Libertad y la Prosperidad Global del Cato Institute.
La libertad económica mundial aumentó ligeramente a 6,85 en una escala del 0 al 10, de acuerdo al nuevo reporte Libertad Económica en el Mundo, co-publicado en Estados Unidos hoy por el Fraser Institute y Cato. EE.UU. todavía califica relativamente bajo en libertad económica y se encuentra por debajo de Chile (13), el Reino Unido (10) y Canadá (5). Los primeros cuatro países, en orden, son Hong Kong, Singapur, Nueva Zelanda y Suiza.
El largo declive de EE.UU. que comenzó en 2000, es el más pronunciado entre las economías más avanzadas. Refleja un patrón entre las naciones de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) de los aumentos constantes en libertad económica en las décadas anteriores al 2000, una caída en la libertad especialmente en respuesta a la crisis económica global y un subsecuente ligero aumento posterior a la baja (vea el gráfico a continuación). Ni Estados Unidos ni el promedio de los países de la OCDE han recuperado los altos niveles de libertad económica que alcanzaron la década pasada.




Dado que la libertad económica está fuertemente relacionada a la prosperidad y al progreso de un amplio rango de bienestar humano, los niveles relativamente bajos de los países avanzados es un poco preocupante. La libertad económica en los principales países afecta no solo a esas naciones sino que ejerce además un gran impacto en la economía global y en el bienestar humano alrededor del mundo. Uno de los capítulos, escrito por Dean Stansel y Meg Tuszynski, documenta el declive en el nivel de libertad económica de EE.UU. y cómo conlleva a su vez a la desmejora de la economía estadounidense desde el año 2000. Desde 1980 al 2000 el PIB estadounidense creció 3,4% en promedio por año, comparado al 1,8% en los años posteriores. Stansel y Tuszinski describen cómo políticas específicas han debilitado los derechos de propiedad y cada una de las grandes categorías de libertad económica estudiadas en el índice.
El aumento de libertad económica global en los últimos 35 años ha traído enormes mejoras a la humanidad. Los autores James Gwartney, Robert Lawson y Josh Hall documentan la convergencia en los niveles de libertad económica entre las economías en vías de desarrollo y las desarrolladas. Los países pobres están alcanzando a los países ricos en términos de libertad económica. Esto ayuda a explicar los logros sin precedentes en la reducción de la pobreza mundial durante este periodo (vea el gráfico a continuación).

La libertad económica es claramente beneficiosa para los pobres. Reduce la pobreza e incrementa el ingreso de los más pobres. Como el Profesor Gwartney y sus coautores señalan: “el ingreso promedio del 10% más pobre en las naciones económicamente más libres es el doble que el ingreso per cápita promedio en las naciones menos libres”.
El reporte también incluye capítulos sobre el largo deterioro de la libertad en Venezuela, el aumento de la libertad económica en Irlanda y el efecto de la desigualdad de género respecto a la libertad económica. Lea el reporte completo aquí.
Post a Comment